Hierbas medicinales al borde de la extinción

Extraído de EL MERCURIO, Miércoles 13 de febrero de 2008

En el mundo existen más de 70.000 plantas medicinales, de las cuales cerca de 15.000 están en serio peligro de desaparecer. Así lo señaló un informe de la organización de origen británico Botanic Gardens Conservation International (BGCI).

Las prácticas recolectoras destructivas, la deforestación y el avance urbano están entre los principales factores que amenazan a las hierbas con propiedades terapéuticas.

El estudio propone una serie de medidas para paliar su extinción. Entre ellas, destaca el papel de los jardines botánicos como refugios de estas especies y a los que se les solicita un papel más activo en la sensibilización de la población en torno al tema.

Con este diagnóstico coincide el experto chileno Miguel Ángel Morales, profesor de farmacología de la Facultad de Medicina de la U. de Chile: “En América Latina, la mayoría de quienes explotan estos recursos lo hacen en base a la recolección silvestre, y no hay una mayor preocupación de fomentar las plantaciones”.

Para el especialista, lo más preocupante en esta parte del planeta es la deforestación de la selva amazónica. “Allí están desapareciendo muchas especies de las cuales ni siquiera llegaremos a conocer sus propiedades”.

Morales explica que no corren peligro las especies que son usadas en forma masiva para productos medicinales naturales, como el gingko biloba y el ginseng, de las cuales hay enormes plantaciones. Pero sí corren graves riesgos de desaparecer aquellas especies autóctonas usadas por culturas ancestrales.

Es el caso de muchas de las cerca de 700 hierbas medicinales de la cultura mapuche. “Es probable que estén en peligro de extinción, porque no existen plantaciones y porque los terrenos que pertenecían a los mapuches se han ido alterando”.

Esta amenaza afecta también a la industria farmacéutica. Cerca del 50% de los productos de prescripción médica que hay en el mercado está basado o inspirado en una molécula que se encuentra de forma natural en alguna planta, y muchos principios activos de los fármacos se extraen directamente de especies vegetales.

Leave a Reply